26 dic. 2012

Balance de fin de año

Mientras el plantel de Ben Hur disfruta de unos pocos días de descanso, tras haber entrenado hasta el 21 de este mes y teniendo previsto retomar el 3 de enero, es momento de hacer un balance de lo que produjo el equipo en la primera rueda del Argentino B. En sí, mirando la tabla de posiciones y que BH haya quedado a cinco puntos de la zona de clasificación y que tenga sólo tres unidades de margen respecto a la zona de descenso, queda claro que existe un déficit entre lo que se esperaba y lo que los números reflejaron hasta la última fecha de la parte inicial. Esto enmarcado en un cambio de entrenador, luego del comienzo con Omar Racca y la parte final con Carlos Miori. Más allá del cambio en el banco, cabe resaltar que el marplatense mantuvo la idea táctica que proponía su antecesor en líneas generales. Y en este sentido el equipo terminó siendo un poco más audaz, dentro de la irregularidad de ciertos rendimientos individuales que no terminaron de darle el despegue que se esperaba. Viendo lo que se apuntó en cuanto a incorporaciones evidencia lo que fueron las falencias. Cuando faltaron algunos de los delanteros titulares se notó y por eso se contrató a Lucas Lorenzatti. Y que Miori y la dirigencia traten de encontrar un defensor con voz de mando que se adapte al puesto de líbero, explica que ante la falta de Juan Otal igualmente se registró una merma en el rendimiento defensivo. Dentro del análisis individual lo mejor, y que otorga cierta tranquilidad para Omar Racca quien fue el que los pidió, estuvo dado por Matías Benítez y Darío Segovia. Los dos delanteros cumplieron con lo que se pedía, goles (12 entre los dos en el semestre), pero además demostraron que pueden desenvolverse en función de equipo de manera interesante. Y el otro punto auspicioso, fue la inserción de dos elementos del Club que a priori no arrancaron como titulares, pero que cuando tuvieron su oportunidad la aprovecharon. Primero fue Nicolás Canavessio, que desde su debut frente a Sanjustino en la tercera fecha solamente faltó en un partido por suspensión (ante Atlético Paraná); y el otro Jonatan Gómez, que empezó a ganarse un lugar con el gol ante Atlético San Jorge en la segunda fase de la Copa Argentina, y que desde allí siguió siendo titular con los dos entrenadores, y dando la sensación que en cada partido iba ganando en confianza. Esa que supo encontrar en el momento justo de su carrera, después de varias oportunidades que habían pasado. Luego hubo altos y bajos. Un dato alentador es que terminó bien Gustavo Mathier, que para este equipo es muy importante con su ida y vuelta por derecha; y en el arco Guillermo Stucky tuvo encuentros de figura (caso contra Unión, su ex equipo), y en otros donde no pudo ayudar a salvar puntos, pero no se discute su condición de referente. Otro que en el cierre del año mostró buen nivel es el volante Martín Godoy, quien se adaptó ya sea con Emiliano Lorenzatti como con Pablo Tántera conformando un buen doble "5".
 
FUENTE: La Opinión.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More